El sostén de un país

Publicado por Susan Urban el 30 de julio del 2013 en ayuda, Bancos
  • Comparte este Articulo   

En un contexto como el actual, con el continente europeo entrando en una recesión aún más prolongada que la vivida entre el 2008 y 2009, España se erige como ejemplo de lo que es un país empujado al borde del acantilado. A la mayoría de las industrias se las ve en franco retroceso, la inversión extranjera padece un destino similar, el paro se ha disparado a niveles astronómicos, los beneficios sociales que otrora garantizara el estado comienzan a desaparecer, etcétera. Éstas son sólo algunas de las cuestiones que atañen a este país, y es difícil no preguntarse, analizando este paisaje, ¿cuánto más durará este elefante caminando sobre patas de flamenco? Por eso nos parece pertinente en este momento dilucidar quiénes son los que sostienen aún con vida y moviéndose, aunque de a poco y no se sabe bien hacia dónde, a España.

sosten del pais

Desde un enfoque estadístico, y gracias a los resultados más recientes de la EPA (Encuesta de Población Activa) podemos desgranar cuáles son los pilares que vienen sosteniendo al país, y los que probablemente deberán enfrentar el compromiso de seguir haciéndolo en el futuro.

Sobre la población total, que supera por poco los 48 millones de habitantes, el 81% es mayor de 16 años, por lo que están en condiciones de trabajar. De esta gran tajada apta para laborar, como se sabe, una gran parte no lo hace. La cifra de desempleo sigue subiendo y en 2012 ya ha cerrado oficialmente en 24,44% en lo que respecta a nacionales, mientras que los extranjeros ostentan un 36,95%. Si a la población en edad de trabajar le restamos aquellas que son catalogadas como “inactivas” (que no están inmersos en el mercado laboral), que son casi 15 millones y medio, y le restamos los más de 6 millones de parados, el resultado es que de los más de 47 millones que pueden, menos de 17 millones trabajan.

¿Cómo hace un tercio del país para cargar a sus espaldas los otros dos? De esos 17 millones, casi 11 trabajan para alguien más, contra los poco más de 3 millones autónomos. ¿Qué debería hacer el estado frente a esto? ¿Proteger la inversión extranjera para evitar despidos adaptándose a sus exigencias? ¿O más bien fomentar la creación de emprendimientos y educar para seguir este camino de independencia contractual? Difícil definirlo, pero más vale que el estado lo haga más temprano que tarde o veremos el acantilado desde abajo.

Articulos Relacionados
Deja tu comentario