Medidas de ayuda bancarias

Publicado por Susan Urban el 16 de julio del 2013 en Bancos, Economía
  • Comparte este Articulo   

La situación económica y financiera del continente Europeo (por limitar el radio de análisis en busca de una lectura más específica) ha llevado incluso a los bancos a reconsiderar sus prácticas de modo tal de sostener de algún modo el consumo. La premisa, como desde los orígenes de la teoría keynesiana frente a la recesión estadounidense, es que el mercado no se detenga, no se estanque, pues así pierden todos, y más ellos. Es por esta razón que algunos bancos han desarrollado medidas y planes de todo tipo, tangibles y puntuales, para estimular la actividad mercantil, “ayudando” a los más perjudicados, incentivando a los pequeños y medianos emprendedores, intentando fomentar el empleo, etcétera. Es claro que si nadie tiene dinero para gastar, invertir o ahorrar ellos no tienen negocio.

ayudas bancarias

Principalmente estimulados por el gobierno (que necesita tener a la gente consumiendo y viviendo normalmente tanto o más que el sector bancario, pues la estabilidad social depende en gran parte de esto), varios bancos han creado planes aparentemente favorables para los más perjudicados por las diferentes aristas de la crisis, sea bonificando descuentos (como el 25% de los peajes de las carreteras) o creación de programas para el fomento del empleo dirigidos a los más damnificados. Existen algunas medidas ad hoc en referencia a este punto, similares y paralelas a lo conocido como paro pero de parte de los bancos.

Algunas entidades, por ejemplo, han creado un sistema de apoyo para aquellas familias que han sido desahuciadas que promete ayudarles a buscar empleo, en combinación con ayudas de hasta 400 euros mensuales. Éstas están siempre dirigidas a los sectores más vulnerables, como aquellas de dependencia o edad elevadas, personas con discapacidad, familias que presenten violencia doméstica, etcétera. Aunque las familias sin necesidades de vulnerabilidad especial y que hayan perdido su única vivienda por no poder pagarla también podrían percibir alrededor de 200 euros mensuales durante hasta 24 meses.

En el rubro laboral, algunos bancos dedican esfuerzos a considerar la situación de cada persona para acompañarla en la búsqueda de empleo, estudiando sus habilidades, colaborando con la creación de un currículum bien elaborado, ofreciendo cursos de formación o entrenando a quien lo precise en cómo tomar una entrevista laboral.

Por otro lado, algunos planes brindan apoyo a emprendedores para facilitar la contratación y creación de nuevos puestos laborales, a la vez que capacitan a los jóvenes estimulan la creación de espacios para su inserción laboral.

Articulos Relacionados
Deja tu comentario